21 jun. 2010

arte

Compré "Las intermitencias de la muerte" sin saber casi nada de Saramago y porque me sorprendió sin más la sinopsis que aparecía en la contraportada. Me dejó alucinada su forma de mezclar la más pura fantasía y traerla literalmente a la realidad con toda su crudeza.