17 oct. 2008

Otra vuelta de tuerca

¿Merece tantos minutos de TV la "dudosa legalidad" de este cartel? No quiero que se me malinterprete. La posible censura de algo tan poco ofensivo sí que es motivo para robar unos minutos a otras noticias en los telediarios. Después de escucharla en varios canales dudo de la importancia de la noticia -ya que no se ha producido una censura total del cartel, sino que sólo la ha efectuado la compañía de autobuses madrileña- frente a otros y más alarmantes casos de censura. Lo que también me llamó la atención es la sorpresa con la que dan la noticia en los citados telediarios.

Para mí el motivo fue que los autores de la censura creyeron ver una ofensa al espectador en lo que era una ofensa a ellos propiamente, sin pararse a pensar, cuáles eran las razones por las cuales creyeron mejor no verlo -o que no lo vieran los demás-. Me explico: en la fotografía aparece parte de la fisionomía de una mujer, que mete su mano en su ropa interior. La fotografía es clara, sin embargo choca con la fotografía publicitaria erótica a la que estamos acostumbrados: no hay mirada cómplice, no hay invitación de ningún tipo; esta mujer se basta a sí misma.

No entro a juzgar si es fiel a la película -aunque por lo que se ha dicho hasta ahora, puede que el cartel sea lo mejor-, sin embargo y como ya he dicho, la mujer del cartel es, por lo menos en parte, independiente y la frase promocional lo acompaña "Por fin había descubierto el camino a seguir... el ser yo misma". Me imagino a este grupo de gente decidiendo si tanta iniciativa a la hora de encaminar tu vida, podría ser ilícito, incluso ilegal! Pobre Valérie, sólo tomó la decisión de dedicar su vida -aceptando sus pros y sus contras- a algo que otras no pueden hacerlo, porque se impone.
Por cierto, si no pongo el título de la película, mi entrada no sale en las búsquedas, ¿no?

No hay comentarios: